top of page
  • Néstor Feller

El Rey David (parte 5)



En el siglo siete antes de la era actual, cuando el rey Josías instituyó reformas del culto, la historia de David fue insertada en lo que se llama la «Historia Deuteronomistica» que va desde el libro de Josué hasta el Segundo Libro de los Reyes, interpolando pasajes, diálogos y fragmentos de varias fuentes.


Esta es la razón por la cual en la versión que leemos en la Biblia algunos eventos se repiten con variaciones, como por ejemplo, la doble historia de cómo se introduce David en la corte del rey Saúl, ya sea a causa de su talento musical o debido a su victoria sobre Goliat, y los dos incidentes en el desierto cuando David tuvo la oportunidad de matar a Saúl y no lo hizo.


En relación con el incidente más famoso en la vida de David, su lucha con Goliat, el segundo libro de Samuel, capítulo 21 versículo 19, dice que un hombre llamado Elhanán mató a Goliat, lo cual quiere decir que el autor de la historia de David copio ese incidente y lo atribuyó a David.


La historia de David es el relato más antiguo en la literatura mundial que muestra al personaje principal desarrollarse en función de las presiones de su vida política, la vida pública y la vida familiar. La Biblia, en su estilo breve, principalmente a través del uso del diálogo, cuenta la historia y la evolución de la personalidad de David desde su juventud hasta su vejez.


Es cierto que el autor utiliza su imaginación en monólogos interiores e incluyó diálogos donde no había testigos. Esto es exactamente lo que Shakespeare hizo en sus dramas históricos sobre los reyes de Inglaterra. El autor no hizo esto para falsificar la historia, sino para presentar la historia y hacer que sea más fácil de entender.


No hay duda de que el escritor era un genio literario. Fue un agudo observador de la política y de la naturaleza humana, con un talento increíble para el diálogo.


Por ejemplo, la huida de David durante la rebelión de Absalón, no es sólo una historia de intriga política y de intereses en conflicto, sino que también muestra el conflicto interno de David entre ser rey y ser padre, que culminó en su desesperación al oír la muerte de su hijo.


El nivel de información política en la historia de David no tiene paralelo en la antigüedad. Esto es sólo comparable con el historiador griego Tucídides, pero a diferencia del autor griego que se limita a escribir sobre temas políticos, el autor de la historia de David incluye asuntos de la familia y hechos personales que tuvieron un impacto en la situación política.


David, en la Biblia, es un personaje que evoluciona, no sólo en su posición social y política, de pastor de ovejas a rey, sino también humanamente, desde una juventud vigorosa hasta su patética vejez.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page